• PROTECCIÓN CIVIL MOLISE
    PROTECCIÓN CIVIL MOLISE
    Caso estudio
civitacampomarano_copertina.jpg

PROTECCIÓN CIVIL MOLISE

Un sistema de monitoreo y alerta para el desmoronamiento de Civitacampomarano (Campobasso)

EXIGENCIAS

Luego del amplio movimiento de desmoronamiento que interesó la municipalidad de Civitacampomarano, se ha realizado y ensayado un sistema automático de monitoreo y alerta en tiempo real, finalizado a la salvaguardia de la incolumidad pública y a la gestión de la situación de emergencia.

CARACTERÍSTICAS

El sistema permite el monitoreo automático y continuo para la creación de un extenso banco de datos que luego de una adecuada elaboración y correlación de los datos adquiridos, permite a los técnicos de la municipalidad y al personal de la Región:

-      evaluar el comportamiento del área monitorizada durante y luego de eventos meteorológicos significativos;

-      adquirir los conocimientos necesarios para poder controlar futuras situaciones de emergencia;

-      proyectar y controlar eventuales obras de consolidación que se hiciesen necesarias y controlar su eficacia.

Además de la captación de los datos para el monitoreo, el sistema se encarga de efectuar funciones de alerta, imprescindibles cuando el desmoronamiento se desarrolla en contextos habitados como aquél en objeto. Particularmente, se definen tres escenarios automáticos: normalidad, prealarma y alarma. La activación de estos escenarios es funcional a nivel de las precipitaciones y a los desplazamientos, medidos por el movimiento de los sensores cuyo umbral de atención puede plantearse distintamente en cada sensor de la red. Cuando se presentan fenómenos de precipitaciones intensas, se inicia el escenario de prealarma y se hace automáticamente más denso el número de medidas de adquisición de datos. Luego, si por lo menos un sensor indica una solicitación (inclinación o apertura) que supera el umbral de atención, se entra en estado de alarma y se envían notificaciones por SMS, mensaje vocal, fax o correo electrónico, al personal predispuesto. El cliente también está libre de plantear el sistema para que estas notificaciones sean enviadas al entrar en un escenario de prealarma.

COMPOSICIÓN

La estación multirriesgo (Mhaster), que se refiere al sistema, está posicionada en el imponente castillo Angioino che domina la población donde insiste el desmoronamiento. La estación dispone de termómetro de aire y pluviómetro que permiten relacionar la evolución de la inestabilidad con las precipitaciones lluviosas en el lugar, principal fenómeno que causa la inestabilidad. La estación recoge además los datos de toda la instrumentación geotécnica, constituida por fisurímetros, clinómetros de superficie, dispositivos piezométricos e inclinómetros manuales.

El sistema de sensores, instalado al margen del área roja (actualmente evacuada) se comunica con la estación por medio de una red wireless mesh_autoconfigurante, que da extrema ductibilidad al sistema, permitiendo modificar simple y rápidamente la disposición de los sensores para adaptarla a los cambios del escenario del desmoronamiento.

Los datos son transmitidos utilizando un doble sistema de comunicación compuesto por un módulo GPRS/UMTS y por un aparato radio de banda UHF, de este modo la estación está colocada en el interior de la red de radio en teleindicación de telemonitorización regional para la Protección Civil. Los datos, además de ser enviados al Centro Funcional de Protección Civil y al Centro Operativo Municipal C.O.C. [siglas en italiano] donde se ha instalado una central de adquisición y visualización fija de datos, pueden visualizarse a través de la plataforma WEB accesible en el browser internet.

El sistema descrito, como todos los sistemas CAE instalados para los fines de la Protección Civil, garantiza el funcionamiento las 24 horas del día en todas las condiciones ambientales operativas, esto gracias a:

-      funcionalidades automáticas de diagnóstica, que permiten el control del estado de funcionamiento en remoto y en tiempo real;

-      independencia energética. Todo elemento del sistema de monitoreo es energéticamente autónomo gracias al uso de paneles solares y baterías que permiten evitar eventuales malfuncionamientos debidos a nuevos apagones que puedan suceder en la zona.